Servicio de Atención Primaria de Urgencia (SAPU)


La reforma de Salud plantea como uno de sus objetivo el aumentar la accesibilidad de la población a la Red Asistencial Pública y contempla, además, cambios fundamentales en la Red de Urgencia del Sistema Público, garantizando a la población la atención oportuna de las urgencias y emergencias. 

En este contexto, el peso de la atención de salud y particularmente la Subsecretaria de redes asistenciales, ha venido potenciando estrategias asistenciales orientadas a la consolidación de una Red de Urgencia que mejore el acceso de la población a estos servicios. Para ello, desde el año 1990 se han implementado los servicios de Atención Primaria de Urgencia (SAPU), considerado un dispositivo asistencial de baja complejidad que se emplazan adosados a los Centro de Salud .


Definición del Servicio de Atención Primaria de Urgencia

Un Servicio de Atención Primaria de Urgencia SAPU, es un establecimiento de salud que ofrece atención a las necesidades de urgencia/emergencia de baja complejidad, que se emplaza adosado a un Centro de Salud de Atención primaria o en un local anexo. Depende técnica y administrativamente de éste o, en su defecto, de quien la autoridad sanitaria local determine. Cumple la función de entregar prestaciones de emergencia, urgencia médica en horario no hábil. El SAPU es un componente de la red de urgencia y dada su ubicación en el nivel primario, tiene la obligación de asegurar a la población el acceso inmediato a la atención médica, resolviendo los problemas de salud pertinente a su capacidad resolutiva y/o derivando los casos que no puedan ser resueltos a ese nivel de manera coordinada con los otros establecimientos de la Red local. 

 Objetivos SAPU 

  • Mejorar la accesibilidad y resolutividad de la atención médica de emergencia/urgencia, otorgando atención médica inmediata a la demanda de la población, en horario no hábil.

  • Gestionar la demanda de atención de urgencia-emergencia que requiera de consultas y/o referencia en otros niveles.

  •  Aplicar tratamiento y realizar procedimientos que ayuden a recuperar, estabilizar o evitar el agravamiento de pacientes en situaciones de emergencia/urgencia. 

  •  Derivar y trasladar oportunamente, y en condiciones de seguridad, aquellos casos, que por su complejidad o recursos requeridos, deban ser atendidos en otros establecimientos de mayor capacidad resolutiva de la Red asistencial local.